Osteocondrosis lumbar

dolor de espalda con osteocondrosis

La osteocondrosis lumbar es una patología crónica de carácter degenerativo-distrófico que afecta a las vértebras ya los discos que las separan. La parte inferior de la columna sufre con más frecuencia que otras, lo que se asocia con su mayor carga y movilidad.

Gracias a la postura erguida, el hombre se ha convertido no solo en el pináculo de la evolución, sino que también ha adquirido muchos problemas. Debido a la posición antinatural del cuerpo de un mamífero, todo el peso recae sobre la columna vertebral. Los problemas de la región lumbosacra están presentes en cada tercer habitante del planeta.

La enfermedad se diagnostica principalmente en personas en edad laboral, aunque hasta hace poco tiempo se consideraba la suerte de los ancianos. Hoy en día, la osteocondrosis se detecta incluso en personas jóvenes y las complicaciones ya se observan entre los 30 y los 40 años.

En los últimos años, han aparecido muchos métodos nuevos para diagnosticar y tratar la condrosis, pero su prevalencia aumenta constantemente.

que es la osteocondrosis

La osteocondrosis de la columna lumbar (POP) se desarrolla en casi todas las personas que han alcanzado cierta edad, y es uno de los procesos de envejecimiento del cuerpo. Con el tiempo, así como bajo la influencia de factores externos e internos, los discos intervertebrales pierden humedad y se vuelven más delgados. Las lesiones, las enfermedades sistémicas y las sobrecargas en la espalda contribuyen al desarrollo temprano de la patología.

Existen varias teorías sobre la aparición de la osteocondrosis: vascular, hormonal, infeccioso-alérgica, traumática, etc. Pero ninguna explica la verdadera causa de los cambios que se producen.

La mayoría de los expertos cree que el desencadenante es una sobrecarga sistemática de uno o más segmentos vertebrales. Esto no es solo un trabajo físico duro asociado con levantar y transportar cargas pesadas, sino también características del estereotipo motor: la propia forma de caminar, pararse y sentarse.

Importante: la osteocondrosis de la columna lumbosacra se diagnostica con más frecuencia en hombres que en mujeres.

La carga en todas las estructuras vertebrales aumenta con una violación de la postura, una permanencia constante en una postura incorrecta no fisiológica, caminando con la espalda doblada. La situación puede empeorar con anomalías en la estructura y deficiencia nutricional de la columna debido a la herencia.

Las primeras manifestaciones de osteocondrosis de POP a menudo ocurren en el momento o inmediatamente después de levantar objetos pesados durante las tareas domésticas o en su casa de verano. Hay una explicación científica para esto: normalmente, el disco intervertebral puede soportar cargas pesadas debido a su elasticidad debido al contenido de humedad suficiente. Y los medios líquidos son difíciles de comprimir. Un disco sano puede soportar una presión externa que pesa hasta media tonelada. Con la osteocondrosis, el volumen de líquido disminuye y la mitad de este peso es suficiente para violar la integridad del disco.

La región lumbar puede soportar una carga de 200 kg cuando una persona que pesa 70 kg sostiene un objeto que pesa alrededor de 15 kg en sus manos, mientras su cuerpo está ligeramente inclinado hacia adelante. Si una persona, con la misma carga, se inclina aún más, la fuerza de presión sobre los discos lumbares aumentará hasta casi 490 kg. Es por eso que las quejas sobre el hecho de que la "espalda atascada" surgen por primera vez precisamente después del esfuerzo físico.

mecanismo de desarrollo

El disco intervertebral está formado por el núcleo pulposo y el anillo fibroso. Con la osteocondrosis, se alteran los procesos metabólicos y el suministro de sangre, y recibe menos nutrición. El disco se aplana gradualmente, su elasticidad disminuye y aparecen grietas radiales a lo largo de los bordes del anillo.

Las vértebras vecinas comienzan a converger, los tejidos del disco se destruyen, los ligamentos vertebrales, los músculos y las cápsulas de las articulaciones facetarias que "sujetan" la columna vertebral están involucrados en el proceso patológico. Todo esto provoca una reacción del sistema inmunitario y el desarrollo de una inflamación no infecciosa (aséptica), en la que se hinchan los tejidos de la espalda.

Debido a un cambio en la posición de las vértebras, las cápsulas de las articulaciones se estiran y el delgado disco intervertebral ya no fija tan firmemente el segmento de movimiento de la columna. Por lo tanto, se forma inestabilidad espinal y aumenta la probabilidad de pinzamiento de las raíces nerviosas. Es la compresión de los nervios espinales lo que provoca el dolor en la región lumbosacra, que a menudo se agrava por la contracción muscular compensatoria.

Importante: si la osteocondrosis no se trata, se forma una protuberancia herniaria, su complicación más común.

En las últimas etapas de la osteocondrosis, el tejido óseo crece con la formación de crecimientos en las vértebras: osteofitos. También pueden causar compresión de la raíz nerviosa y dolor asociado.

La columna vertebral sufre en tales situaciones:

  • alta carga en la columna vertebral;
  • inactividad física, trabajo "sedentario";
  • dieta desequilibrada;
  • enfermedades infecciosas frecuentes, hipotermia;
  • mala postura, deformidades vertebrales congénitas y adquiridas, escoliosis;
  • reacciones autoinmunes y alérgicas;
  • lesiones de espalda y columna.

Importante: un factor importante en el origen y desarrollo de la osteocondrosis es el sobrepeso. Cuanto mayor sea el índice de masa corporal, más pronunciados son los cambios en la columna.

Síntomas

El síntoma principal de la osteocondrosis es el dolor de espalda de intensidad variable (lumbago), que puede irradiarse a la pierna del lado afectado (ciática). Al principio aparece de vez en cuando con movimientos bruscos, cargas elevadas, luego se convierte en un compañero casi constante de una persona y se preocupa incluso al toser y estornudar.

Cuando se pellizca un nervio, la osteocondrosis se manifiesta con un dolor agudo y punzante, rigidez de movimientos y otros síntomas:

  • trastorno de sensibilidad en las piernas, entumecimiento;
  • debilidad muscular;
  • disminución de los reflejos tendinosos;
  • enfriamiento y blanqueamiento de la piel de las piernas;
  • trastornos de la sudoración.

La espalda pierde su flexibilidad, cuando intentas cambiar de posición, agacharte o girar, hay un dolor agudo. Los síntomas comunes son posibles en forma de insomnio, nerviosismo, fatiga. En casos severos, la función del sistema genitourinario se ve afectada.

La osteocondrosis lumbosacra puede manifestarse como coccigodinia, una lesión del cóccix, acompañada de dolor intenso en el cóccix y el perineo. A menudo, los pacientes se quejan de trastornos de la micción: urgencia frecuente, incontinencia o retención urinaria. Los hombres a veces experimentan problemas de función eréctil.

Tratamiento

La terapia de la osteocondrosis siempre es compleja y tiene como objetivo ralentizar el proceso patológico y eliminar sus síntomas. No existe un medicamento o método universal que pueda curar esta enfermedad.

En el período agudo, es necesario proporcionar descanso al segmento afectado. Si es necesario, el paciente es hospitalizado, pero el reposo en cama durante varios días suele ser suficiente. Una persona debe acostarse en una cama dura, uniforme y elástica: para lograr estos parámetros, se recomienda colocar un escudo de madera debajo del colchón.

Dependiendo de la duración y la naturaleza del curso de la enfermedad, se puede llevar a cabo un tratamiento sintomático, cirugía para extirpar hernias y deformidades intervertebrales y terapia de rehabilitación.

Analgésicos

En primer lugar, alivie el dolor con la ayuda de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) o analgésicos. Se prescriben para el curso más corto posible, ya que con un uso prolongado afectan negativamente las membranas mucosas del tracto digestivo.

Uno de los mejores es un medicamento que bloquea la actividad de los mediadores inflamatorios y estimula la producción de analgésicos naturales: las hormonas endorfinas. Según los estudios, el fármaco es superior a otros fármacos del grupo AINE en acción antiinflamatoria, y su efecto analgésico es comparable en potencia a los analgésicos opioides. Sin embargo, lo que es muy importante, no causa adicción y adicción.

Cabe señalar que los medicamentos de la serie oxicam pertenecen a los medicamentos de última generación y causan efectos secundarios del tracto gastrointestinal con mucha menos frecuencia, a diferencia de los populares. Entre los medios más nuevos, proporciona una reducción pronunciada del dolor después de una ingesta de 5 a 7 días.

Importante: el dolor intenso, del cual las píldoras ordinarias no ayudan bien, se elimina mediante bloqueos de novocaína. El procedimiento se realiza estrictamente en condiciones estacionarias y alivia el dolor durante al menos unas horas.

relajantes musculares

La terapia antiinflamatoria y analgésica se complementa con relajantes musculares para relajar los músculos. Ayudan a eliminar los espasmos y, por lo tanto, aumentan la movilidad de la columna. Estos medicamentos relajantes musculares también actúan como sedantes, reducen el nerviosismo inherente a los pacientes con osteocondrosis.

Tanto el estado físico como el moral del paciente dependen de la rapidez del alivio del dolor. La eliminación oportuna del dolor previene la formación de un estereotipo motor vicioso y la fijación patológica de la columna vertebral, y previene la depresión causada por el dolor constante.

Preparados que mejoran la microcirculación

Un trastorno circulatorio en la osteocondrosis se asocia con una violación de la inervación de los vasos sanguíneos, que sufren espasmos. Un espasmo prolongado, a su vez, provoca una deficiencia nutricional de las estructuras vertebrales.

Para restaurar la circulación, se usan medicamentos que tienen un pronunciado efecto vasodilatador. Se puede complementar con agentes a base de ácido lipoico, que tienen un efecto beneficioso sobre los procesos energéticos intracelulares y mejoran el metabolismo del tejido nervioso, que es muy importante para la osteocondrosis.

sedantes

El largo curso de la osteocondrosis puede complicarse por diversas neurosis y trastornos de ansiedad, que provocan dolor y restricciones asociadas con la enfermedad. En tales situaciones, tomar sedantes (sedantes) ayuda a mejorar el estado mental del paciente.

Gracias al curso del tratamiento, aumentan el umbral del dolor y la capacidad de trabajo, aparecen fuerzas para combatir la enfermedad. Con osteocondrosis, es preferible utilizar las últimas generaciones. A diferencia de los antidepresivos tricíclicos, es mucho menos probable que causen efectos secundarios.

Medios para la restauración del cartílago.

Condroprotectores: los llamados medicamentos que restauran y fortalecen el tejido cartilaginoso de los discos intervertebrales. Esta es una dirección relativamente nueva en el tratamiento de la osteocondrosis y las patologías articulares.

La toma de cursos de condroprotectores ayuda a mejorar la movilidad de la columna y eliminar el dolor, y también ralentiza los procesos destructivos en los discos.

Complejos de vitaminas y minerales.

Para la salud de la columna son especialmente importantes la vitamina D y el calcio, cuya carencia es más frecuente en las personas mayores. Tomar complejos farmacéuticos activa la restauración del tejido óseo, aumenta la fuerza y la elasticidad del aparato ligamentoso-tendinoso de la espalda. Son especialmente útiles en la osteoporosis, que a menudo acompaña a la osteocondrosis.

Cirugía

Las operaciones en la columna vertebral en la osteocondrosis se realizan con bastante poca frecuencia, la indicación para el tratamiento quirúrgico es, en primer lugar, una compresión significativa de la médula espinal. La intervención consiste en la extirpación de hernias intervertebrales, reducción de las vértebras y descompresión del canal espinal.

Según las indicaciones, se realiza microdiscectomía, valorización por punción o reconstrucción con láser del disco, sustitución del segmento dañado por una prótesis (implante). Todas las operaciones son de naturaleza reconstructiva y no tienen ningún efecto en el curso del proceso patológico en sí.

Finalmente

La osteocondrosis se trata no solo y no tanto con medicamentos. El método principal para mantener la salud de la columna vertebral es la actividad física dosificada y adecuada, una dieta equilibrada con suficientes vitaminas y minerales, el cumplimiento del régimen de trabajo y descanso.

Durante el período de rehabilitación, a los pacientes se les puede recetar tracción esquelética (tracción) de la columna vertebral, lo que ayuda a aumentar la distancia entre las vértebras. Gracias a tales procedimientos, los discos intervertebrales se enderezan, se mejora su suministro de sangre y nutrición.

La fisioterapia proporciona un buen efecto, que se lleva a cabo tanto en la fase aguda para aliviar el dolor como durante la recuperación. A todos los pacientes se les muestran ejercicios de fisioterapia y masajes. Aguas y fangoterapias útiles, natación en piscina, aquagym, baños y duchas de contraste.