Cómo reconocer la osteocondrosis del cuello y eliminar eficazmente el dolor.

Entumecimiento de los músculos del cuello, dolor de cabeza, pérdida de sensibilidad en las manos y mareos son signos de osteocondrosis de la columna cervical. La patología está estrechamente relacionada con los cambios distróficos en el cuerpo vertebral, los ligamentos y los discos intervertebrales. Los síntomas pueden aparecer a cualquier edad, pero la enfermedad se está volviendo más joven rápidamente debido al aumento de la inactividad física: un estilo de vida sedentario, "colgarse" de la computadora, los detalles del trabajo o el estudio.

Normalmente, la columna vertebral de una persona debe estar en movimiento casi constantemente, con la uniformidad forzada de la posición del cuerpo, las vértebras del cuello se atrofian gradualmente y, posteriormente, dejan de hacer frente a sus funciones.

Manifestaciones clínicas

La osteocondrosis cervical es una enfermedad degenerativa-distrófica de la columna.

Los síntomas de la osteocondrosis en la columna cervical están asociados con cambios en las vértebras, trastornos de los vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas.

Las principales manifestaciones clínicas indican que se ha producido la compresión de vasos sanguíneos y nervios.

Grupos de signos clínicos:

  • neurológico (impacto en la parte periférica del SN);
  • espinal (que afecta directamente a la médula espinal);
  • central (violación de las terminaciones nerviosas "responsables" del cerebro).

Cuando el SN periférico se ve afectado, los síntomas del dolor pasan a primer plano. Pueden ser de diferente naturaleza e intensidad, pero aparecen al comienzo de la patología en las profundidades del cuello.

A menudo, con la osteocondrosis cervical, la dificultad para respirar (síntoma) pasa a primer plano. El paciente siente que se vuelve difícil respirar debido a un "nudo en la garganta". Los dolores son sordos, acompañados de tensión muscular y suelen empeorar después de una noche de sueño.

Poco a poco, el proceso patológico pasa a las manos, aparecen debilidad y una sensación de entumecimiento en ellas. A menudo, el paciente se queja de dolor en la región del corazón, lo que significa que la patología ha pasado a la osteocondrosis cervicotorácica. La osteocondrosis a menudo se "disfraza" de neuralgia y angina de pecho.

Efectos

cuatro etapas de desarrollo de la osteocondrosis

Los síntomas cerebrales comienzan a manifestarse cuando la arteria vertebral está involucrada en el proceso patológico, que suministra oxígeno al cerebro. Se estrecha bajo la influencia de cambios distróficos en las vértebras del cuello y no puede realizar completamente sus funciones. Por eso, con la osteocondrosis cervical, el paciente se queja de dolor de cabeza, mareos, acúfenos y discapacidad visual (consecuencia de la compresión del haz vascular).

El dolor de cabeza con osteocondrosis en la columna cervical no se puede detener tomando analgésicos, aumenta al doblar y girar la cabeza.

Los síntomas de la osteocondrosis cervical con VSD se manifiestan por signos de inestabilidad de la presión arterial y neurosis. Por otro lado, la CIV puede ser un signo de osteocondrosis incipiente. Los síntomas de estas dos enfermedades son similares, por lo que es importante someterse a un examen completo (pruebas, radiografías, resonancia magnética).

Las exacerbaciones de la osteocondrosis de la columna cervical (después de tensión nerviosa, esfuerzo físico) se manifiestan en irritación constante, falta de sueño y fatiga rápida.

¿Por qué la osteocondrosis es difícil de tratar?

Se trata de la patogénesis de la osteocondrosis, la "raíz del mal" radica en la degeneración y deshidratación del núcleo del disco intervertebral. En la etapa inicial, los procesos destructivos no se acompañan de ningún síntoma y pasan desapercibidos. Cuando el dolor se suma, ya no es posible revertir el proceso de cambios que se ha iniciado en las vértebras del cuello. Por lo tanto, con la osteocondrosis, solo queda eliminar los síntomas y prevenir el desarrollo de complicaciones.

Terapia de patología

En el tratamiento de la osteocondrosis cervical, el principio de utilizar varias técnicas al mismo tiempo es importante. Es bueno combinar la terapia con medicamentos con fisioterapia y masajes, ejercicio ligero y dieta.

Terapia de drogas

El tratamiento con productos farmacéuticos tiene dos objetivos: aliviar la inflamación aséptica en el área de las raíces nerviosas y reducir la gravedad del dolor. A lo largo del camino, se elimina la tensión protectora excesiva de los músculos paravertebrales ("defensa").

Se utilizan las siguientes herramientas:

  • Los AINE (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos) son el grupo principal en el tratamiento de la osteocondrosis de la columna cervical.

    Los ingredientes activos son ibuprofeno, aspirina, ortofeno, diclofenaco, analgin, paracetamol, nimesulida, indometacina. Todos los AINE tienen un efecto analgésico directo, reducen la inflamación y el dolor en el área patológica;

  • el tratamiento del dolor de la osteocondrosis se elimina con bloqueos de novocaína
  • AINE + antiespasmódico.

    La combinación de estos fondos ayuda a aliviar la tensión muscular y reducir eficazmente la intensidad del dolor;

  • bloqueo.

    La inyección directa de anestésico local puede aliviar la tensión muscular, la inflamación y el dolor. Los bloqueos se realizan solo de forma ambulatoria; para un tratamiento efectivo y alivio del dolor, es suficiente realizar varios procedimientos.

Condroprotectores

Los condroprotectores son medicamentos que protegen eficazmente el cartílago de la destrucción y detienen los procesos degenerativos en la columna cervical. Pero, ¿por qué algunos especialistas son tan reacios a prescribirlos para la osteocondrosis?

Los condroprotectores son un grupo heterogéneo de l / v, que incluyen glucosamina y condroitín sulfato. A su vez, la glucosamina es un precursor de la condroitina y su elemento estructural.

El sulfato de condroitina: un componente natural de cualquier tejido cartilaginoso, es sintetizado en el cuerpo humano por los condrocitos y es parte del líquido sinovial ("lubricación articular"), mantiene la hidratación del cartílago, estimula la síntesis de ácido hialurónico y promueve la regeneración del cartílago.

En teoría, todo es simple: tomé condroprotectores, ¡restauré el cartílago y la articulación! Pero estudios independientes muestran que el efecto de tomar condroprotectores para la osteocondrosis no es más que una "mezcla", un efecto placebo. La mayoría de los pacientes notan que los condroprotectores no han mejorado su condición en la osteocondrosis del cuello, cualquiera que sea la forma en que se usen (tabletas, ungüentos).

¿Por qué pasó esto?

  1. El efecto del condroitín sulfato se asocia con una mejora en la composición del líquido sinovial, pero está ausente en los discos intervertebrales, lo que explica la falta del efecto del tratamiento con condroprotectores.
  2. El sulfato de condroitina, a diferencia de los medicamentos antiinflamatorios, tiene un peso molecular alto, por lo tanto, cuando se aplica externamente, el principio activo simplemente se asienta en las estructuras superficiales y no llega al "destino". Es por eso que las tabletas condroprotectoras se prescriben en dosis muy altas.
  3. En casi el 90% de los casos, el tratamiento comienza cuando el disco intervertebral ya ha sido destruido, simplemente es imposible restaurar su estructura.

Pero no rechace de inmediato los condroprotectores: sin duda ayudarán en el tratamiento de las patologías identificadas más tempranas del tejido cartilaginoso. Al mismo tiempo, en caso de osteocondrosis, se recomienda usarlos en dosis altas y durante mucho tiempo, el efecto primario puede notarse después de 2-3 meses.

Relajantes musculares

medicamentos para el tratamiento de la osteocondrosis cervical

Se dividen en 2 categorías: l / v de acción central y periférica. En la osteocondrosis de la columna cervical, solo se prescriben relajantes musculares de acción central (baclofeno, tizanidina, metocarbamol, ciclobenzaprina, etc. ). Los anestesiólogos utilizan los relajantes de los músculos periféricos en traumatología y cirugía.

¡Importante! Los relajantes musculares para la osteocondrosis de la columna cervical son recetados solo por un médico. La ingesta inicial del medicamento se lleva a cabo exclusivamente dentro de las paredes de una institución médica bajo la supervisión del médico tratante para brindar asistencia de emergencia a tiempo si se producen efectos secundarios.

Los relajantes musculares para la osteocondrosis se prescriben para eliminar el espasmo muscular en el área de la patología (cuello), el medicamento inhibe los reflejos espinales, reduce la tensión muscular y tiene un efecto analgésico y sedante. La ingesta de relajantes musculares puede aumentar la eficacia del curso de terapia de ejercicio, masaje, tracción y terapia manual.

La ingesta de relajantes musculares para la osteocondrosis está justificada, ayuda a la terapia conservadora.

Pero los efectos secundarios de este grupo de fármacos no son un simple trámite, cada paciente los encuentra en un grado u otro (náuseas, sequedad de boca, somnolencia y disminución de la concentración, a veces confusión). Para los pacientes hipotónicos naturales, los relajantes musculares representan un peligro particular, son capaces de reducir la presión arterial, se producen mareos, astenia y ataxia. En algunos casos, la caída de presión alcanza niveles críticos (pérdida del conocimiento).

Los relajantes musculares no se pueden usar para ciclos largos, esto conduce a una disfunción del sistema hepatobiliar y a un aumento del peso corporal.

Ungüentos "milagrosos"

Según los anuncios ubicuos, la pomada puede curar la osteocondrosis en 30 segundos. Hay dos caras de la moneda. Por un lado, los ungüentos para la osteocondrosis son inútiles, no pueden detener la destrucción patológica del cartílago y el autotratamiento de la osteocondrosis cervical con ungüentos está prácticamente condenado al fracaso. Por otro lado, los ungüentos son capaces de aliviar el dolor en el cuello, aliviar las molestias y permitir que el paciente exista de forma más o menos tolerable durante algún tiempo. Conclusión: los ungüentos para la osteocondrosis del cuello tienen un efecto puramente sintomático.

Para ello, se utilizan los siguientes:

ungüentos para el tratamiento de la osteocondrosis cervical
  • ungüentos, geles que contienen AINE (gel cetonal, gel fastum, ultrarrápido, ortofeno, diclofenaco);
  • irritantes locales.

    Promover la mejora local de la circulación sanguínea, lo que conduce a una disminución del dolor y una disminución de la respuesta inflamatoria en el cuello;

  • ungüentos de acción compleja.

    A menudo se usa gel de dolobene, que contiene heparina, que tiene un efecto positivo en el proceso de microcirculación sanguínea, dexpantenol y dimetilsulfóxido, que tiene un efecto antiinflamatorio.

Fisioterapia

Con la osteocondrosis cervical, se muestran los siguientes procedimientos:

  1. ultrasonido. Efecto antiinflamatorio, analgésico, una especie de "micromasaje" de tejidos;
  2. electroforesis de novocaína;
  3. magnetoterapia;
  4. terapia con detectores (tracción de la columna bajo la influencia del peso corporal);
  5. impacto de vibración;
  6. terapia con láser y ondas de choque;
  7. fisioterapia.

Un conjunto de ejercicios para la osteocondrosis de la columna cervical ayudará a aumentar el rango de movimiento, aumentará la efectividad de los métodos concomitantes de tratamiento conservador, reducirá la tensión en los músculos del cuello y reducirá la carga farmacológica en el cuerpo:

  • acostado sobre una superficie plana, levante la cabeza y fíjela en esta posición durante unos segundos;
  • en la posición de la cabeza levantada, levante el mentón lo más alto posible y manténgalo por unos segundos;
  • en la posición lateral, coloque una almohada baja (rodillo) y levante la cabeza hacia arriba y hacia los lados, fije durante 1-3 segundos. y déjalo ir (10 veces). Repita del otro lado (10 veces);
  • en posición supina, comience los movimientos de rotación de la cabeza a lo largo del eje derecho-izquierdo (la oreja debe tocar el piso);
  • en decúbito prono, incline la cabeza hacia los hombros izquierdo y derecho.

Dieta, mitos y realidad

La mayoría de los expertos dicen que una dieta adecuada ayudará con la osteocondrosis cervical. Podemos estar de acuerdo con esto, la tesis es bastante "políticamente correcta". Pero, por otro lado, hay motivos para afirmar que la dieta para la osteocondrosis no es más que un mito basado en otros mitos.

Cinco mitos sobre la nutrición "adecuada" para la osteocondrosis:

  • "Para todas las enfermedades de la columna, es importante enriquecer la dieta con fósforo".

    ¡Es un mito! Los "monstruos" de la industria alimentaria logran agregar químicos a casi todos los productos, muchos de los cuales son fosfatos, razón por la cual el cuerpo humano moderno recibe fósforo en exceso.

    Con tal dieta, se altera la proporción de calcio y fósforo, un aumento en la proporción de fosfatos inicia procesos compensatorios que aumentan el nivel de Ca en la sangre. El tejido óseo se convierte en una fuente de calcio, el Ca simplemente se "elimina por lavado de los huesos", lo que no mejora en absoluto el bienestar de un paciente con osteocondrosis de la columna cervical;

  • "La dieta para la osteocondrosis debe enriquecerse con calcio".

    ¡Es un mito! Sin duda, la deficiencia de Ca conduce a daño óseo, pero no a osteocondrosis cervical, sino a osteoporosis. No hay nada en común entre las dos enfermedades consonantes. Aunque un aumento de Ca en el cuerpo ayuda a fortalecer los huesos, no alivia la osteocondrosis;

  • "La dieta para la osteocondrosis de la columna cervical implica una restricción en las bases de proteínas y purinas".

    Este mito está asociado con otra enfermedad de los huesos y las articulaciones, la gota, en la que el metabolismo de las bases nitrogenadas (purinas) está realmente perturbado. La carne, el chocolate, el vino tinto, el café y el cacao no deben consumirse con gota, y con osteocondrosis, estos productos son bienvenidos, aunque el vino, el café y el chocolate pueden ser limitados (no será peor);

  • "La frecuencia de la ingesta de alimentos para la osteocondrosis no es inferior a 5-6 veces al día".

    ¡Mito! A menudo, necesita comer para la pancreatitis, daño hepático, úlceras, enfermedades de la vesícula biliar y otras partes del tracto gastrointestinal, pero con la osteocondrosis cervical, la frecuencia de la ingesta de alimentos no afecta el curso de la enfermedad;

  • el marisco está incluido en la dieta para la osteocondrosis cervical
  • "La dieta debe contener mariscos".

    Los mariscos contienen mucopolisacáridos (condroprotectores) que se cree que ayudan con la osteocondrosis.

Consejos útiles:

  • pérdida de peso.

    Cada kilogramo extra que "lleva" la columna aumenta la carga sobre los discos intervertebrales;

  • comida vegetal en la mesa.

    Las frutas y verduras ecológicas, saturadas con microelementos y vitaminas, ayudan a reducir el peso corporal, mejoran el funcionamiento del tracto digestivo y, en combinación con los mariscos, aportan al cuerpo una gran cantidad de nutrientes;

  • reducción de alimentos picantes, grasos, condimentos, extractos y carbohidratos refinados.

    Estas sustancias estimulan el apetito, afectan los procesos metabólicos del cuerpo y contribuyen a aumentar el peso corporal.

Según estudios, el 75-85% de la población sufre de dolor de espalda y el 30% de los dolores de cabeza están asociados con la osteocondrosis cervical. Existe una idea errónea persistente de que la osteocondrosis es un problema exclusivo de los ancianos, no lo es. Los primeros síntomas aparecen ya a la edad de 15-20 años, lo que se asocia con la fascinación temprana por las computadoras y la negación casi completa de los deportes por parte de la generación joven.